lunes, 14 de mayo de 2012

Aldous Huxley - Un mundo feliz (1932)



"La felicidad real siempre parece escuálida por comparación con las compensaciones que ofrece la desdicha"

Berenice al aparato, de una vez por todas, para sorpresa de todos nuestros followers y de quienes nos leen sin tener blog pero, sobre todo, para sorpresa de mis compañeros que se tiraban de los pelos y con razón. Así que, excusándome dócilmente, aprovecho esta primera entrada para presentarme.

Berenice, hija del Agua, periodista, proyecto de jurista, enamorada de las guerras, la política y la actualidad pero por encima de cualquier cosa, ávida lectora y no tan prolífica crítica literaria. Morena, ojos miopes, 90-60-90...el resto se lo dejo a vuestra calenturienta imaginación.

Bueno, queridos, vamos al lío.

---------------------------------------------------------------------------------

Me estreno con una obra de ciencia ficción de los años 30 que trajo mucha cola en su momento y que sigue siendo un referente en literatura futurista y en crítica social y económica. Antes de entrar en materia, como es costumbre, os explico brevemente algo más del autor.

Aldous Leonard Huxley fue un autor anarquista británico que, sin embargo, huyó de Londres a Estados Unidos. Perteneciente a una familia de intelectuales, como la mayoría de los escritores coetáneos, escribió sobre todo acerca de temas sociológicos siempre opositor a los roles sociales, las normas de conducta y los ideales de su tiempo. Además de la crítica social y el futurismo se interesó por temas espirituales, parapsícología y misticismo. Os destaco de entre toda su obra, a saber ensayos, novelas, libros de viajes, etc..., las colecciones de cuentos que siempre nos gustan por aquí.

Un mundo feliz es sin duda su novela más conocida (en su título original Brave New World), en ella se construye un mundo futuro pero no carente de coherencia sino perfectamente posible como consecuencia de la sociedad de la época y también extrapolable a nuestra sociedad actual. La sociedad de consumo ha avanzado tanto que resulta inviable un crecimiento mayor, los productos se fabrican en masa pero la población carece de recursos para comprarlos por lo que el sistema financiero se desmorona. Surge entonces un movimiento filosófico encabezado por John Ford que implanta un nuevo orden mundial, un Estado Global en el que las técnicas de producción en masa son aplicadas a la creación de humanos y, además, estos son condicionados desde la cuna para integrarse en el orden social. Algo perfecto. Algo sin fisuras. Los seres humanos son felices, aman su país, adoran su trabajo, consumen como Paris Hilton y adoran su casta (los embriones son condicionados genéticamente para poseer unas características que les hagan pertenecer a una casta determinada: Alfas, Betas, Gammas, Deltas y Epsilones, por porden de importancia). Además como elemento de choque la existencia de una "reserva de salvajes" en centroamérica en la que la gente aún cree en algo, aunque sea en Dios.

No os cuento más por el riesgo a que no lo leáis, así que me centraré en el estilo. Aunque el conjunto de la narrativa no es una obra especialmente original sí que está muy bien escrita, con ese estilo directo que resulta tan fácil de leer y consigue introducirte en la historia. Quizá posee alguna dificultad el que dentro de cada capítulo se pase de una escena a otra con simplemente un cambio de párrafo. Sin embargo, es muy fácil acostumbrarse y al final ni te das cuenta de esos cambios de escenario.

Sobre el tema es indudablemente magistral, la distopía siempre ha sido algo enormemente atrayente. Convertir las utopías en algo grotesco y monstruoso es algo muy conseguido en esta novela. Los detalles con los que Huxley construye su Estado Mundial hacen que no se creen problemas de coherencia excepto en una de las últimas escenas. El autor reconoce en el prólogo muy acertadamente que en la escena de más tensión, aquella en la que quien vela por la permanencia del estado feliz enfrenta sus ideas a las de El Salvaje llegado de la reserva, se ponen en boca del salvaje argumentos filosóficos, religiosos y sociales muy avanzados que, por su educación, es muy poco probable que éste pudiese haber esgrimido. Sin embargo esta escena es necesaria para explicar las conradicciones de un mundo que ha debido renunciar al arte, al amor, a la literatura o la música en favor de la estabilidad social.

Os dejo algunas frases magistrales que he rescatado para vosotros:

"Nuestro mundo no es el de Otelo. No se pueden fabricar coches sin acero y no se pueden crear tragedias sin inestabilidad social. ¡El mundo es estable! ¡La gente es feliz!"

"Había que elegir entre la felicidad y el arte"

Muy recomendado para anarquistas, sociólogos, integrantes del 15M, economistas, burócratas y en general para cualquier amante de una buena novela de las que te revuelven la conciencia y te hacen pensar en si la forma en que nos educan o cómo miramos al futuro tiene algún sentido.

Un placer,
desde el Norte con amor y con absurdidad.

Berenice.

---------------------------------------------------------------------------------


LO MEJOR: El entramado filosófico y sociológico del tema que se desarrolla de forma increíble y el final, insólito por realista.

LO PEOR: El estilo no es de los mejores aunque para nada es mediocre y la extensión, quizá algo corto para mi gusto con un tema tan bueno.

VALORACIÓN: 9/10 Creedme que es la mayor nota que me vais a ver ponerle a un libro que no sea de Unamuno o de Jean M. Auel.


---------------------------------------------------------------------------------

Os dejo el link del e-book: Aldous Huxley - Un mundo feliz (E-Book)

3 comentarios:

  1. Bonito bautismo de fuego. Magnífico, de hecho. Espero con ansia la siguiente (¿Auel, quizás? Quiero leer tu opinión sobre el Clan).

    Por otra parte, por interesante que pinta la novela, de momento no la voy a leer. Lo que estoy escribiendo ahora, por lo que me habéis dicho, guarda muchos puntos en común con la novela. Así que prefiero no recibir más influencia. De momento todo es original. Si no leo aquello a lo que se parece no se me puede acusar de plagio, ¿verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puees en realidad estaba pensando en hacer algo sobre Boris Izaguirre que lo acabo de terminar y he empezado con uno nuevo hoy que fue muy vendido en navidades y tengo ganas de criticar. Pero no diré que no a hacer una critica sobre Auel....aunque de antemano se sabe que lo pondré por las nubes.

      Eliminar
  2. La verdad es que la crítica está bastante bien. Para complementar un poco, una cosa muy interesante son los nombres de los personajes, todos con alusiones a personajes. Los protagonistas, de hecho, son Lenina, de Lenin, y Marx, de Karl Marx.

    La verdad es que la novela me gusto y me pareció interesante. Las críticas de Huxley me encantan, incluynedo las de la Isla, aunque el libro en si no me gustase.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...