miércoles, 19 de abril de 2017

Ernesto Sábato - El túnel (1948)


Existió una persona que podría entenderme. Pero fue, precisamente, la persona que maté.

Comenzar por el final no es siempre una mala idea. Lo saben American Beauty, La Tumba de las Luciérnagas y un córner en el minuto 93 del Madrid. Saber desde el inicio el camino marcado te quita tensión, suspense y te fijas en otras cosas. Ya Ítaca te importa poco, lo importante es disfrutar de Circe y las sirenas. Y si estás en un túnel, pues no te queda otra cosa que quedarte a oscuras y dirigirte a la luz. Si es que la hay.

Este es el caso de El Túnel de Ernesto Sábato. Sábato era un hombre de ciencias que, sin embargo, se vió vacío a pesar de los éxitos conseguidos y se pasó a la literatura. Y no a cualquier estilo literario sino al existencialismo. Siguió los pasos de Albert Camus, se juntó con los vanguardistas en París y finalmente publicó en 1948 El Túnel.

martes, 11 de abril de 2017

Roberto Saviano - CeroCeroCero (2013)




Respeto: palabra manchada por el uso que de ella hacen las mafias de todo el mundo. Imitadas por las bandas juveniles más dañadas y crueles. Respeto. Lo gritan las Maras centroamericanas cuando machacan hasta hacerle sangre a un nuevo afiliado. Respect. Lo silbean unos gangsta-rappers gordos, cargados de oro y rodeados de chicas contoneándose. Respeto hermano. Sin embargo, esta palabra violada y ridiculizada sigue significando algo esencial. La certeza de tener, por derecho, un lugar en el mundo y entre los demás, dondequiera que uno se encuentra. Hasta en la nada de un agujero bajo tierra o en el vacío de una celda de aislamiento.

La droga siempre está presente en nuestra sociedad actual. No respeta diferencias en lo referente al sexo, a la edad, a la clase social o a la nacionalidad. Todos podemos ser adictos a ellas, desde un ejecutivo de una multinacional que necesita soportar mejor el estrés, al joven situado a tu lado que quiere estar a tope en la discoteca. Todo el poder de la droga se ha mantenido inalterable a pesar del bombardeo de anuncios antidrogas de las grandes incautaciones policiales y también a de verdaderas guerras contra grandes imperios criminales que llegan a ser más poderosos que estados nacionales.

Roberto Saviano vive entre escoltas desde que decidió escribir la celebrísima Gomorra sobre la mafia italiana. El hombre sabe que está condenado a muerte y a que no volverá a tener una vida normal. El siguiente reto que se ha marcado es examinar el poder de la cocaína en la sociedad. Saviano ha investigado su producción, su transporte, su venta y las luchas que ha provocado. Y, lo más importante de todo, su relación con el poder.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...