miércoles, 31 de octubre de 2012

Ray Bradbury - Crónicas Marcianas (1950)



-¡Usted está loco! –No lo discuto


Solo cuando el hombre está solo y amenazado, lejos del hogar y con la amenaza de la muerte a cada paso, sabe quien es en realidad. La respiración se vuelve lenta, la adrenalina presiona tu cerebro y el corazón se desboca. Las pupilas se mueven, casi cayendo de sus órbitas. El valiente se vuelve cobarde, el amante, infiel y los bondadosos en despiadados asesinos.


Ray Bradbury es uno de los escritores más grandes de los últimos años. Enmarcado en el terreno de la ciencia ficción, su literatura es tan grande que supera su género para brillar como una estrella en la galaxia. Fue un autodidacta en su educación, devorando libros en bibliotecas que para él eran como el Paraíso. Poco a poco comenzó a escribir cuentos y relatos cortos. De su obra destaca Fahrenheit 451, ya comentada en su momento por Spartan George, y Crónicas Marcianas, de la que me ocupo ahora.


viernes, 26 de octubre de 2012

Boris Izaguirre - Dos monstruos juntos (2011)



Era como Popea, una mujer inteligente obligada a convertirse en arribista para adquirir más que dinero, independencia, pero siempre a través de un hombre, un amor y su traición. «Sí, Patricia, todo amor viene acompañado de una traición».


Me presento de nuevo ante vosotros con una propuesta algo arriesgada que os invito a probar: Un Premio Planeta.

En realidad, simplemente un autor finalista del Premio Planeta que a partir de ahí ha continuado su carrera al margen de estos galardones. ¿Qué decir de los Premios Planeta? Supongo que a cada uno les merecerán una opinión diferente (a mi tía le encantan), a mí personalmente me parecen una compilación de novelas para solteronas de cuarenta años (lo siento tía). Sin embargo, mi curiosidad pudo con mis prejuicios a este respecto y decidí leer en su día Villa Diamante, la primera novela de Boris Izaguirre y con la que casi gana este "premio".


domingo, 21 de octubre de 2012

I Certamen de Relato Erótico "La Pluma Rota"

Con esta breve entrada, os informamos de que desde hace exactamente un minuto, ha quedado cerrado el plazo de recepción de originales para el I Certamen de Relato Erótico "La Pluma Rota". Os recordamos que el premio será un ejemplar de una obra de literatura erótica firmado por su autor, y que tanto el relato premiado como los galardonados con la mención de honor serán publicados aquí mismo, en el blog. Muchísimas gracias a todos por vuestra participación, esperamos veros de nuevo en futuros concursos. ¡Y mucha suerte a todos los participantes! Allez-y, mes ami! Buenas noches, y buena suerte.

sábado, 20 de octubre de 2012

Benito Pérez Galdós - Doña Perfecta (1876)




-Tú lo atropellas todo; eres un monstruo. –Soy un hombre.


Es muy curioso ver que somos los mismos gilipollas de siempre. Da igual los siglos. Llevamos a cuesta los mismos problemas de siempre. Y si hay un país pidiendo a gritos el premio de estupidez crónica, ese es España. Como vimos con Luces de Bohemia, España lleva arrastrando problemas sociales muy severos. La literatura es un espejo perfecto para verlo. Otro grande de nuestra literatura, reflejó la sociedad de su tiempo de forma totalmente distinta que el esperpento.


Benito Pérez Galdós vivió en el siglo XIX, época de revoluciones y golpes de estados antes que el canovismo impusiese la estabilidad a golpe de pucherazo. Fue tiempo de discusiones literarias en un café. Discusiones sobre la realidad política y social del país. Un joven Galdós empezaba a escribir realismo social, con cierta obsesión de reflejar el atraso del país. Ese es el caso de una de sus primeras obras, Doña Perfecta.


Pepe Rey es el perfecto exponente de un joven reformista. Ha estudiado en la universidad y ha visitado Europa. Tras acceder a la petición de su padre, se dirige a Orbajosa para casarse con su prima Rosario. Cuando llega, se encuentra a una ciudad empobrecida y en franca decadencia, pero orgullosa y terca como una mula, que rechaza todo atisbo de modernidad; y defiende con uñas y dientes su tradición.


martes, 16 de octubre de 2012

Lewis Carroll – Las aventuras de Alicia en el País de las Maravillas (1865)


– ¡Que le corten la cabeza! –chilló a pleno pulmón la Reina

Hay veces en la historia de la literatura en que una obra, dirigida a un público presuntamente infantil (fábulas al estilo de las de Esopo o los cuentos de Perault y Andersen) trasciende fronteras y se convierten en auténticos éxitos de ventas entre jóvenes y mayores por igual. A veces tiene que pasar un tiempo para que ocurra, y otras veces es inmediato. Es el caso de El principito, de Antoine de Saint-Exupéry, o El hobbit, del grandioso John Ronald Reuel Tolkien. Y es lo que ocurrió, también, con Alicia en el país de las maravillas.


martes, 9 de octubre de 2012

Philip K. Dick - La invasión divina (1981)




“Tú fallaste en tus promesas. Y menos mal, porque solo prometiste plagas” Zina a Yahvé.


Hay varias formas de afrontar a Dios. El autor de esta obra le afrontó paranoico y esquizofrénico debido a las drogas que consumía para escribir. Y parió una obra donde empieza parodiando el nacimiento de Cristo y termina con una serie de reflexiones de una complejidad tal que solo un loco podía haber pensado en ellas.


El majara es Philip Kindred Dick, uno de los grandes de la ciencia ficción del siglo XX. Fue un escritor maldito, no logró el reconocimiento merecido hasta después de su muerte. Justo cuando Ridley Scott estrenó Blade Runner, película de culto basada en su novela ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?. Su influencia tanto en la literatura como en el cine se hizo palpable. Escribió novelas como la ucronía El hombre en el castillo - de la que Riddley Scott prepara una adaptación - Ubik o relatos cortos como Minority Report o Desafío total.


En sus últimos años,  P.K. Dick tenía visiones de otros mundos, de la Roma antigua y de Jesucristo. Según él tenía conversaciones con SIVAINVI o (VALLIS en inglés) una entidad divina. Sus visiones, sus preguntas, sus conclusiones son plasmadas en lo que se puede considerar en la trilogía de SIVAINVI. La segunda novela de la trilogía es La invasión divina.

lunes, 1 de octubre de 2012

Enric González - Historias de Roma (2010)


Tal vez tengan ocasión de ver un espectáculo tan sublime, pero dudo que sea en esta vida (Sobre el panteón de Adriano cuando nieva en Roma)


Pocas ciudades han influido tanto en la historia de la humanidad como Roma. Dominó el mundo conocido, y lo transformó a su imagen y semejanza. Tras ser saqueada por los bárbaros, volvió a resurgir en el final de la Edad Media, convirtiéndose en la sede del Papado. Orgullosa de su pasado, bella como Monica Bellucci, irónico como Alberto Sordi y pasional como los tifossi.


Enric González nos regala una visión muy particular de Roma, partiendo de su estancia como corresponsal en la ciudad eterna. Periodista de El País desde los años 80, donde ha sido corresponsal en Londres, Nueva York y actualmente en Jerusalén. Cubrió la I Guerra del Golfo y el genocidio de Ruanda. Actualmente trabaja también en la revista Jot Down. Escribió Historias de Londres, e Historias de Nueva York, relatando su visión de ambas ciudades. También de su época italiana proviene Historias del Calcio, donde el fútbol italiano es el protagonista.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...