viernes, 26 de octubre de 2012

Boris Izaguirre - Dos monstruos juntos (2011)



Era como Popea, una mujer inteligente obligada a convertirse en arribista para adquirir más que dinero, independencia, pero siempre a través de un hombre, un amor y su traición. «Sí, Patricia, todo amor viene acompañado de una traición».


Me presento de nuevo ante vosotros con una propuesta algo arriesgada que os invito a probar: Un Premio Planeta.

En realidad, simplemente un autor finalista del Premio Planeta que a partir de ahí ha continuado su carrera al margen de estos galardones. ¿Qué decir de los Premios Planeta? Supongo que a cada uno les merecerán una opinión diferente (a mi tía le encantan), a mí personalmente me parecen una compilación de novelas para solteronas de cuarenta años (lo siento tía). Sin embargo, mi curiosidad pudo con mis prejuicios a este respecto y decidí leer en su día Villa Diamante, la primera novela de Boris Izaguirre y con la que casi gana este "premio".


Curiosamente fue una sorpresa increíble tanto la redacción como el tema de la novela así que continué con mi nueva pasión Boris y a día de hoy he leído tres de sus novelas: Villa Diamante, Y de repente fue ayer y Dos Monstruos juntos. Pero no nos adelantemos, primero como es tradición una breve biografía de este, por otro lado, tan conocido show-man.

Boris Izaguirre nació en Caracas en 1965, trabajó en su ciudad natal como columnista en su juventud y más tarde emigó a España. En el territorio nacional se hizo famoso con Crónicas Marcianas y más tarde co-presentando Channel Nº4 en Cuatro. Aunque ya había publicado varias novelas anteriores como Azul petróleo o El armario secreto de Hitchcockh, su salto al mundo literario fue sin duda con la mencionada obra Villa Diamante. Después de agotar el libro y llegar con él hasta veinte reediciones, publicó Y de repente fue Ayer y Dos Monstruos juntos (de la que nos ocuparemos ahora). Actualmente colabora con varias revistas, el periódico El País y algunos programas televisivos. La temática de sus libros suele ser de crítica social, normalmente ambientada en países sudamericanos aunque no siempre.

Allá vamos. Dos Monstruos Juntos nos presenta a Patricia y Alfredo, una pareja de los denominados nuevos ricos que viven inmersos en el lujo tras haber conseguido el éxito con el restaurante en el que él cocina y ella es maestra de ceremonias, encargada de márketing y esas cosas bonitas. Patricia es, en todos los aspectos, un pivón, un referente en la moda y en la noche neoyorquina. Es ambiciosa y no duda en tirarse a quien sea o en hacer todo lo necesario para conseguir sus objetivos, además de ser adicta a las drogas y las fiestas. Un espectáculo de mujer, como no podía ser de otra forma en un personaje de Boris. Él, igualmente un pivón, es más moderado e inocente aunque se deja llevar de forma incondicional por la personalidad de huracán de su amada Patricia, además de ser el mejor cocinero del siglo XXI a nivel internacional. Juntos se les conoce como "los infalibles bellos".

La historia comienza con el viaje de ambos a Londres para abrir allí una sede de su restaurante. Sin embargo, durante la fiesta de presentación estalla uno de los mayores escándalos bursátiles conocidos, la caída de Lehman Brothers. En ese momento la cómoda y lujosa forma de vida que siempre habían llevado se desmorona y el caos y la confusión hacen que todos comiencen a trasladar sus ahorros a paraísos fiscales a través de empresas fantasmas y estafas mundiales. Una boda gay y un mafioso valenciano completan el panorama.

Como podéis ver la trama no es para nada desdeñable, al contrario se centra en un tema impregnado de actualidad y desde un punto de vista nada usual: la crísis para los ricos.

Desde el punto de vista del estilo Boris Izaguirre tiene un merecidísimo nueve. La amalgama indisoluble de una prosa plagada de luz, colores y metáforas, es característica eterna de este escritor. Leer Dos Monstruos Juntos es como introducirse en un vórtice; marea y fascina a partes iguales. La parte negativa del estilo de esta novela es que no conozco persona capaz de leer más de tres capítulos seguidos y enterarse de la trama. Es necesario leer con tranquilidad, disfrutando de cada uno de los matices de las frases y después cerrar los ojos para intentar desentrañar los olores, sonidos y sabores de las drogas y la música descritos con una maestría envidiable.

Mi conclusión final es que en ocasiones es necesario darle oportunidades a libros que jamás pensamos que nos gustarían para encontrar genios escondidos en pañuelos de seda de Hermés. Lo superficial es hermoso y además trascendente.

Me despido animandoos a adentraros en lo desconocido.

Desde el norte con amor y con absurdidad,
Berenice.

--------------------------------------------------

LO MEJOR: Las descripciones sensitivas, lo esperpéntico de algunas de las situaciones que se convierten en grotescas escenas de lujo y depravación.

LO PEOR: Escenarios tan exaustivamente descritos que abruman y marean en ocasiones. No es un libro para devorar sino para saborear.

NOTA: 8/10 Una nota bastante alta sobretodo por la trama y el estilo, que no llega a ser un diez debido a la dificultad de para desentrañar el sentido y seguir la historia a la que en ocasiones le falta fluidez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...