miércoles, 31 de octubre de 2012

Ray Bradbury - Crónicas Marcianas (1950)



-¡Usted está loco! –No lo discuto


Solo cuando el hombre está solo y amenazado, lejos del hogar y con la amenaza de la muerte a cada paso, sabe quien es en realidad. La respiración se vuelve lenta, la adrenalina presiona tu cerebro y el corazón se desboca. Las pupilas se mueven, casi cayendo de sus órbitas. El valiente se vuelve cobarde, el amante, infiel y los bondadosos en despiadados asesinos.


Ray Bradbury es uno de los escritores más grandes de los últimos años. Enmarcado en el terreno de la ciencia ficción, su literatura es tan grande que supera su género para brillar como una estrella en la galaxia. Fue un autodidacta en su educación, devorando libros en bibliotecas que para él eran como el Paraíso. Poco a poco comenzó a escribir cuentos y relatos cortos. De su obra destaca Fahrenheit 451, ya comentada en su momento por Spartan George, y Crónicas Marcianas, de la que me ocupo ahora.


La obra es una colección de relatos cortos que relatan una posible colonización futurista de Marte. Desde los problemas de las primeras expediciones, la dificultad de su completo asentamiento y la relación con los marcianos. Como curiosidad, esta colonización está fechada entre 1999 y 2026.


Los personajes allí se enfrentan a un mundo hostil. Se muestran inseguros y su miedo les conmina a actuar según su instinto, algo que no siempre es acertado. El autor consigue dar vida a estos personajes con supremo realismo, con luces y sombras. Las reflexiones morales sobre los errores de los hombres se intercalan con la desesperación y la locura en esta búsqueda por la supervivencia.


La guerra, el pasado y el presente, la locura, las falsedades de la realidad, la ambición, la conciencia y la decadencia son solo algunos de los temas más importantes. Si tuviera que elegir a los relatos que mayor impacto me han causado han sido la irónica Noche de verano, la tenebrosa La tercera expedición, la pesimista y condenatoria Aunque siga brillando la luna, la reflexiva Encuentro nocturno, el maravilloso tributo a Edgar Allan Poe y a la literatura en general Usher II, que tiene muchos puntos en común con la trama de Fahrenheit 451, que se publicará tres años después de este relato; la desesperada El Marciano y Fuera de Temporada, donde las profecías de relatos anteriores se cumplen siendo una crítica devastadora a la sociedad americana y al capitalismo.


Su estilo, que mezcla realismo y lirismo, te empuja a la oscura aventura del planeta rojo. Un clima tan asfixiante que la atmósfera de Marte. La narración ágil, sin perder complejidad, con una gran habilidad para la descripción pasiva de personajes. La psicología está totalmente trazada.


Sin embargo, aunque el final me gusta, y la visión tan dramática es maravillosa. Esta un puntito por debajo del resto de la obra. En las páginas finales, la descripción va ganando el pulso a la acción. Pero sigue siendo un espejo negro, que causa pavor cuando te reflejas en él.


Lo mejor: La atmósfera. La psicología de los personajes.

Lo peor: Los relatos finales bajan ligeramente el nivel.

Nota: Matrícula de honor. Totalmente merecida

4 comentarios:

  1. Uau, por lo que cuentas, me interesa mucho este libro. Tengo que dejar de leer este blog, me dáis ofrecéis demasiadas cosas para leer!!

    ResponderEliminar
  2. Una clásico de la Sci-Fi, sin duda. Muy buena reseña :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...