jueves, 23 de agosto de 2012

Suzanne Collins - Sinsajo (2010)




¿Matar a gente inocente? Te cuesta más de lo que crees.


La literatura, como cualquier arte, se rige por reglas matemáticas que la dotan de sentido para que las palabras formen entre ellas la belleza de la obra. Esta influencia trasciende del ritmo del texto, alcanzando al mismo contenido. Culturalmente han existido varios números que han alcanzado cotas de gran importancia, incluso, y principalmente, en los libros religiosos como la Biblia o el Corán. Uno de estos números simbólicos en el número tres, considerado por varias culturas como el número perfecto, significando la completa armonía y el equilibrio. Una trilogía es el número más buscado por los autores para sus series literarias. La saga de Los juegos del hambre no es inmune a la atracción del tres.


Este tercer tomo es el desenlace de la historia de Katniss y su lucha contra el Capitolio. Ella ha sido rescatada de Los juegos por los rebeldes. Allí se convertirá en el Sinsajo, el símbolo de la rebelión. Su principal papel es prestar su imagen para mantener la moral de los soldados. En el fondo, ella sigue actuando ante una cámara como cuando era un juguete en manos del Capitolio. Aunque esta vez no será lo mismo. Demasiados fantasmas, demasiada sangre para que el problema sea un simple bien contra el mal. Su objetivo sigue siendo sobrevivir, ella y sus allegados, y como todo paga el precio. Cicatrices y recuerdos imposibles de borrar.


La evolución de los personajes es de cierto modo predecible. Katniss mantiene va perdiendo su ironía, viéndose cada vez menos capaz de usarla ante el infierno que tiene ante sus ojos. Desengañada y en cierto modo desesperada con el munod que le rodea. Peeta, capturado por el Capitolio, se ve envuelto en la locura. Sinceramente es el personaje que menos me ha gustado. Era demasiado sensato, lúcido y cariñoso para que su locura sea creíble para el lector. Gale, en cambio, se muestra como un personaje fuerte y cada vez más despiadado y vengativo. Haymitch mantiene su papel, aunque su personaje adquiere más profundidad. Otros personajes interesantes son Finnick, Plutarch y Coin. Esta última se merece un punto y aparte. Es la jefa de los rebeldes, y ella encarna la inteligencia técnica y el sacrificio para la supervivencia. Pero sigue siendo alguien que quiere el poder. Manipuladora, fría y cruel. Es capaz de enfrentarse con cualquiera por su objetivo.


El estilo sigue la estela de sus anteriores entregas. Destaca el uso de la primera persona, siendo la narradora la propia Katniss. Estilo directo, corrección sintáctica sin complicaciones y un ritmo rápido y trepidante, con situaciones que se van sucediendo una tras otra. Es de agradecer que los escenarios varíen, ya que el tema de un concurso televisado estaba volviéndose repetitivo, y era un lastre para el ritmo, el verdadero valor de esta novela.  El tono se vuelve más intimista, Katniss pasa del cinismo adolescente a una terrible madurez. Algo que podemos criticar de este tomo, es de un defecto del que adolecen sus precuelas, la falta de originalidad. Examinándolo con detenimiento, es un conjunto de collage de ideas y escenas ya reflejadas en otros libros. Aunque debemos manifestar que lo hace con un gusto excelente.


El final es amargo, muere la esperanza, y con ella Katniss carece de algo por el que luchar de verdad. Se encierra en si misma, y aunque intenta tener una vida normal, al final de su vida solo piensa en como evitar que otros sufran lo que ella ha sufrido


Lo mejor: Un ritmo narrativo altísimo. Es muy adictivo. Los personajes evolucionan de forma madura.

Lo peor: Falta de originalidad.

Nota: 8. La obra es una conclusión muy buena a una saga, no solo ahonda los temas propuestos, sino que avanza y proporciona nuevos prismas de visión a la obra.


La trilogía es una obra de un muy buen nivel, dentro de este fenómeno que es la literatura juvenil, género al que odias o amas. Pero lo más significativo de esta serie de libros es que finalmente se libera de la etiqueta. Al final la obra, como hace su protagonista, madura.

6 comentarios:

  1. Original introducción; buena crítica. Siguiendo con números sagrados, el 7 también está encontrando su hueco en la literatura. Por ejemplo, tanto Canción de Hielo y Fuego como Harry Potter son heptalogías.

    ResponderEliminar
  2. Ciertamente, el 7 y el 3 tienen mucha presencia en las sagas literarias, pero no creo que tenga tanto que ver con que sean números sagrados como con que es una costumbre (y es práctico, sobre todo en el caso del 3, que es un número de novelas donde es fácil mantener el nivel sin que decaiga la obra). No olvidemos que Eragon son 4 libros (quería hacer trilogía, pero no pudo), que la saga original de Dune (proyectos paralelos aparte) son 6 libros, que ESDLA son en el fondo 6 libros (si lo conocemos como tres es por casualidad y en contra de los deseos de Tolkien), que Robert Jordan escribió 11 títulos en la saga original de La Rueda del Tiempo y que las Crónicas de Dragonlance son dieciocho mil tomos.

    O sea, sí, hay mucha presencia del 7 y el 3 en literatura, sobre todo de este mundo, pero el hecho de que siempre haya sido un número sagrado tiene poco o nada que ver. Si nos ponemos, cualquier número entre el 1 y el 10 es sagrado en una u otra religión o filosofía.

    ResponderEliminar
  3. Pero esa costumbre empezó por algo. No creo que Suzanne Collins tenga en mente el simbolismo del tres, pero sí libros que le precedieron.

    ResponderEliminar
  4. Si eso no lo pongo en duda. Ahora mismo la trilogía se realiza porque es un canon, una costumbre establecida, y no por otra cosa. Y a lo largo de la historia se empezó a utilizar por algo puramente práctico, no creo que fuera nada filosófico ni simbólico. Incluso laa "Divina Comedia", donde sí se presupone que tendría que haber un simbolismo religioso, son tres libros por la sencilla razón de que son tres los "mundos" en la mitología cristiana, y dedicó un libro a cada uno de ellos.

    El tres, como decía, es un buen número, porque te permite explotar una obra, una idea, sin llegar a agotarla del todo y manteniendo el nivel de calidad. A partir de ahí, ya es más difícil lograrlo (aunque no imposible, claro está)

    ResponderEliminar
  5. Al margen de números sagrados ¿Algo que decir de Sinsajo?

    ResponderEliminar
  6. Que no lo he leído. Como tampoco he leído los dos primeros, ni he visto la peli xDDD

    Al margen de eso, la crítica está genial ;)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...