jueves, 26 de julio de 2012

Arturo Pérez Reverte - La Reina del Sur (2002)




Qué extraño oírte decir esto. Creía que siempre estuviste sola.


Hay obras que tienen música de fondo. Su estética, su estilo, su ritmo y su argumento van elaborando en el interior de tu cabeza unos acordes musicales, que poco a poco se van hilvanando en una canción que no puede separarse de la lectura. Da igual que no hayas oído nada de ese estilo, tu cabeza crea una perfecta banda sonora. Es el poder de la lectura.

Arturo Pérez Reverte es el compositor de este corrido mejicano, sería más exacto decir que es un narcocorrido. Es uno de los escritores más influyentes y famosos de nuestro país. Antiguo corresponsal de guerra en numerosos frentes, incluyendo la guerra de los Balcanes o la Guerra de El Salvador. Asqueado, abandono el periodismo y se dedicó a la escritura. Su archiconocida saga Capitán Alatriste, Maestro de Esgrima, la mejor novela de Reverte en mi opinión o La Tabla de Flandes son algunos de los nombres de su bibliografía.

Sonó el teléfono y supo que la iban a matar. Así comienza el viaje de Teresa Mendoza, que con su novio muerto se ve obligada a huir. Refugiada en España, sola y sin esperanza va construyendo un carácter que se va forjando hasta que consigue prosperar en el duro mundo del narcotráfico. Pero al final el pasado siempre vuelve y no puedes esconderte, y Teresa Mendoz, conocida como la Reina del Sur, se ve obligada a afrontarlo.

Al mismo tiempo, el autor muestra como va interrogando a los protagonistas buscando información para su novela. En estos pasajes se muestra el pasado periodístico de Reverte, mientras en las partes de Teresa Mendoza asume un estilo más literario.

El libro expone claramente el mundo del narco y el contrabando, tanto en Méjico como en la costa mediterránea. Sicarios mejicanos, nobles españolas, mafiosos rusos, contrabandistas gallegos y moros o agentes de la DEA, esos son el marco donde se ve obligada a desenvolverse Teresa Mendoza, el personaje que verdaderamente varía en su novela. Es un personaje fuerte y decidido, que va adquiriendo cada vez más capacidad hasta convertirse en un mito, en la mismísima Reina del Sur.

La obra es lenta, como un corrido mejicano, e intenta captar cada detalle de Teresa. La acción suele escasear, aunque cuando sucede es desbordante. Engaños, tiroteos, asesinatos y persecuciones en barcos son algunos de los episodios. Predomina el estilo indirecto libre, donde el autor se confunde con la propia protagonista. Otro detalle a destacar es la ambientación, introduciendo la forma de hablar propia de Méjico.

El ritmo tiene demasiados altibajos y es demasiado irregular. Un comienzo esplendido va sucedido de varias escenas más anodinas, intercaladas por otras espectaculares, hasta que se llega el final donde el destino de La Reina del Sur se cumple de forma esplendorosa. El autor es en ocasiones demasiado pesado en la introspección del personaje.

Hay que destacar las continuas referencias a los corridos mejicanos, así como a la literatura, sobre todo en el caso de El Conde de Montecristo.

Lo mejor: Un comienzo y un final brillantes. Ciertas escenas también resultan magnificas.
Lo peor: Irregular. Un pasaje magnifico puede ser sucedido por otro totalmente aburrido y prescindible.

Nota: 7. No es la mejor novela de Reverte. Pero aún así es muy interesante y con escenas brillantes.

2 comentarios:

  1. La tengo pendiente, igual que La tabla de Flandes y El pintor de batallas. Aunque viendo la crítica, creo que la voy a dejar de lado un tiempo...

    ResponderEliminar
  2. El pintor de batallas le tengo muchas ganas. Es la novela más personal de Reverte. Además va de periodismo de guerra.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...