martes, 14 de mayo de 2013

Los 5 de Spartan George: Titanes de la ciencia ficción (III)



 “Todos esos momentos se perderán… en el tiempo… como lágrimas… en la lluvia. Es hora de morir”

Aquí va la segunda parte de la lista de novelas que comencé a publicar ayer, esperando que sea de vuestro agrado. Sin más dilación, ¡a por ello!

---------------------------------------------------------------------------------

5 – Frank Herbert – Dune (1965)



Obra capital en la ciencia ficción de los años 80, Dune jamás ha pasado desapercibida a los fans del género (algo que sí ha ocurrido un tanto con sus secuelas, que recibieron críticas bastante peores). El estilo árido y denso de Herbert al narrar la epopeya de un príncipe, líder religioso y narcotraficante en un planeta desértico (en cierta medida recuerda mucho a Tatooine… la ciencia ficción tiene una fijación curiosa por estos ambientes) es un ejemplo de buen hacer y de inteligencia, así como de construir una trama de intrigas y guerra civil digna del mismísimo Martin, y lograr que el lector no se pierda en ella.


---------------------------------------------------------------------------------

4 – Olaf Stapledon – Hacedor de estrellas (1937)


Probablemente sea esta la obra más injustamente desconocida de toda la historia de la ciencia ficción. No solo fascinó a Borges (prologuista de las ediciones más habituales del libro) sino que influyó enormemente en toda clase de autores del género; tanto es así, que suelo considerar a Welles y a Verne los abuelos de la ciencia ficción, siendo Stapledon el padre. Y todo, con una trama sencillísima: un hombre se encuentra una noche mirando las estrellas desde una colina, cuando de pronto su espíritu se embarca en un viaje que le lleva a los confines de todo lo creado, desde lo más “pequeño” (planetas y sistemas estelares) a lo más inmenso (la totalidad de los universos existentes en la realidad, dentro y fuera del espacio-tiempo). Stapledon crea una obra de filosofía que desborda inteligencia y buenas ideas por los cuatro costados, y que contiene en sí misma el germen de infinidad de obras más.

---------------------------------------------------------------------------------

3 – Arthur C. Clarke – Cánticos de la lejana tierra (1986)


Esta es, sin duda, una de las obras más personales de Clarke, así como mi favorita. Por una vez, el autor se aleja un poco de la hard fiction a que acostumbraba para presentar una obra que aúna psicología, filosofía y sociología disfrazada de ciencia ficción. En un futuro muy lejano, la Tierra ha sido destruida, y algunos de sus últimos habitantes logran llegar hasta una de las antiguas colonias que los humanos habían establecido en el confín de la galaxia, para encontrarse una sociedad perfecta y utópica que carece de todos los males que nos caracterizan. Clarke presenta así de forma magistral el choque entre dos civilizaciones idénticas en esencia pero opuestas en cultura, en una obra que aunque muchos consideran aburrida o pretenciosa, ha conquistado a gente como Mike Oldfield (que compuso un maravilloso disco, del mismo título, basado en esta novela) o el que suscribe estas líneas.

---------------------------------------------------------------------------------

2 – Philip K. Dick – ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? (1968)


A pesar de no ser en su momento la obra que mayor notoriedad dio a este autor, sí que fue la más reconocida y más recordada a raíz de que Ridley Scott se basara (o más bien inspirara) en ella para rodar Blade Runner, dejándonos con una de las escenas más memorables de la historia del cine (que me veo obligado a recordar hoy, dado que anteayer murió Constantino Romero, que hizo un doblaje inmortal de ese monólogo). También analicé aquí esta obra de Dick, que si bien no alcanza la perfección de su homóloga cinematográfica, posee un estilo cautivador, una trama apasionante y sobre todo una profundidad como pocas, con ese debate tan intrínseco sobre qué es lo que hace humano al ser humano. Imprescindible.

---------------------------------------------------------------------------------

1 – Clifford D. Simak – El planeta de Shakespeare (1976)


Era evidente que esta novela, con la que llevo tiempo (sobre todo en últimas semanas) dando la vara, iba a copar lo más alto de mi lista. ¿Por qué? Seguramente no sea la mejor escrita, ni la que tenga mejor trama, o ideas más interesantes, de todas las de la lista. Sin embargo, Simak logra aquí conjugar todos los elementos que construyen el género con un estilo en el que se aúnan filosofía, ciencia ficción y poesía, para crear una novela de inquietante y cautivadora belleza a pesar de su brevedad. La historia nos pone en el marco de la exploración espacial, con el encuentro entre distintas formas de vida que se dan cita en un planeta abandonado de la mano de Dios, y donde una puerta interestelar hace llegar a los viajeros más inesperados; al tiempo, se combina esta línea argumental con las conversaciones de tres mentes aunadas en la eternidad de la inexistencia material. Solo la leí una vez en mi vida y, a pesar de que hay en ella muchas cosas que ya no recuerdo, puedo afirmar que la huella que dejó es imborrable, y que jamás otra novela de sci-fi me había dejado con tan buen sabor de boca. Es, sin duda, la elección más personal de la lista, y puede que a muchos no os guste el libro (de hecho acabo de leer una crítica que la pone a caldo); pero para mí, para mi opinión más subjetiva, es la obra cumbre del género.

Como dije con la primera parte del artículo… Será un placer conocer vuestras opiniones.

Allez-y, mes ami!

Buenas tardes, y buena suerte.

4 comentarios:

  1. Por lo que dices, Fundación tiene un argumento similar a Dune y Fundación e Imperio puede recordar a Cánticos en Tierra lejana. Y Asimov los publicó en el 1951 y en el 1952 respectivamente.

    En serio, no sé que estás haciendo que no lees la "triología de la fundación" XD.

    ResponderEliminar
  2. Tanto "Dune" como "Cánticos de la lejana tierra" tienen argumentos muy pero que muy tópicos (especialmente este último), lo que tienen de bueno es lo bien que saben desarrollarlos.

    Y sois mu pesaos con Asimov xD A ver, que es un escritor al que respeto muchísimo (le puse el quinto de mi lista, leñe), y como narrador de relatos le endioso, pero como novelista no termino de tragarle no porque sea malo, que no lo es, sino porque su estilo no me gusta y punto xD

    Obviamente, en algun momento me leeré no ya la trilogía, sino la saga de la Fundación al completo. Pero queda lejos de estar en mi lista de prioridades ;)

    ResponderEliminar
  3. Tengo pendiente la ciencia ficción. Espero que tus consejos sepan guiarme. ¿Algún consejo para iniciarme sin que me asuste?

    ResponderEliminar
  4. Si ya has empezado a iniciarte un poquillo con Dick, en esa misma línea te recomiendo algo de Bradbury ("Crónicas marcianas" primero, y "Fahrenheit 451", que es más duro, después). O los "Cuentos de robots" de Asimov, que siempre son una lectura amena y maravillosa para iniciarse :)

    Y luego ya... Pues me metería con algo de Adams y de Negrete, por ejemplo. Simak y C. Clarke (y las obras importantes de Asimov) déjatelas para más tarde ;)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...