miércoles, 27 de febrero de 2013

Max Brooks - Guerra Mundial Z (2006)






El miedo es la mercancía más importante del mundo.


Últimamente los muertos vivientes están de moda, llegando casos de personas que desean fervientemente que suceda el Apocalipsis zombi. Afortunadamente para los que tenemos aprecio por nuestro cuello, las posibilidades de resucitar en un ser que vaga por la tierra sin alma son ínfimas, a no ser que seas del Real Madrid y te llames Kaká.


La literatura ya ha movido ficha, y han surgido varias novelas que han gozado de éxito. Entre ellas Guerra Mundial Z, escrita por Max Brooks, hijo del célebre cómico Mel Brooks. Ha seguido los pasos de su padre, siendo parte del equipo de guionistas  del programa Saturday Night Live. Sobre zombis ha escrito, aparte del libro que nos ocupa, Zombi – Guía de supervivencia.  


Un periodista, que se supone que es el propio autor, ha realizado un informe compuesto sobre todo por las entrevistas realizadas a los supervivientes para saber que paso de verdad en la Guerra Mundial Z. En ellas reflejan historias repletas de sufrimiento que se ven salpicadas por una gran profusión de detalles técnicos. A fin de cuentas, al final se convierte en un excelente medio de análisis del mundo contemporáneo.


La elección de la estructura es muy acertada, ya que aporta bastante verisimilitud a los hechos narrados, cuando es algo imposible que suceda. El ritmo es bastante elevado y nunca se estanca. El autor utiliza distintos registros, dependiendo de cada personaje. Algunos son más pasionales, otros más técnicos, pero en todos se puede decir que tienen en mente el dolor de ver como su mundo se derrumba ante sus ojos.


Bajo la apariencia de novela de zombis, en realidad se camufla una feroz crítica a nuestra sociedad. Tanto a la sociedad occidental, como a China, Rusia o Irán. El más devastador es el episodio de Corea del Norte, totalmente subyugada a su líder.


Los personajes muestran cada capa de la sociedad. Políticos, soldados, civiles, contrabandistas. A pesar de que apenas pueden ser desarrollados, el autor logra dotarlos de vida. Dos de los personajes más destacados son el capitán del submarino Chen, que emprenderá un viaje en submarino por el océano o Paul Redeker, que salvo a la humanidad condenando a la muerte a gran parte de ella.


Las conclusiones finales resumen todo el terrible precio pagado, pero también que todo continua, aunque ya no sea lo mismo.


Lo mejor: La visión del mundo.


Lo peor: Que se infravalore por su temática zombi.


Valoración: 9’1

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...