domingo, 13 de octubre de 2013

Neil Gaiman y Michael Reaves – Interworld (2007)


 “Algunas decisiones (importantes, las que consiguen generar ondas mayores en el flujo temporal) pueden hacer que mundos alternos se escindan en continuos espacio-tiempo divergentes.”

Después de leer ese gran clásico de Gaiman que es Neverwhere, decidí enfrentarme a otras obras del británico, y de ahí que le veáis mucho por aquí últimamente. Lo lamento si a alguien no le gusta.

Antes de meterme con el resto de obras cumbre que ha publicado, decidí darle primero una oportunidad a esta novela relativamente reciente que firma en colaboración con Michael Reaves, un autor estadounidense conocido por sus incursiones en la televisión y en la ciencia ficción, con adaptaciones noveladas de Star Wars y Batman, por poner algunos ejemplos. La idea inicial era crear una serie de televisión con la historia, pero al no interesar a ninguna cadena, decidieron plasmarlo en una novela. Como el proyecto siguió sin fructiferar, al final que quedo en un cajón, hasta que doce años después decidieron rescatarlo, pulir el estilo y hacer que viera la luz.


La trama sigue la pista de Joey Harker, un joven despistado y con un terrible sentido de la orientación que de pronto descubre que es un Caminante: una persona con la habilidad de moverse por entre las distintas realidades paralelas que se crean constantemente en el multiverso. Reclutado por el Intermundo, pronto se verá envuelto en una guerra entre los poderes mágicos de Maldecimal y la ciencia de Binario, que pretenden controlar toda la realidad, siendo los Caminantes del Intermundo los únicos que mantienen ese delicado equilibrio.

La premisa de la que parte la novela, y su desarrollo, con una auténtica delicia y un derroche de imaginación, no solo en su planteamiento, sino también en los personajes y los escenarios. Cruces evolutivos en algunas realidades paralelas, formas de vida multidimensionales (los llamados fóvims) o los propios Caminantes (no desvelaré lo que son, pero es uno de los mayores aciertos del libro) pueblan el multiverso y se mueven por el Entremedias, el espacio entre los mundos, descrito como un mal sueño de Einstein, o “una colaboración en 3D de Dalí, Picasso y Jackson Pollock, con una buena dosis de El Bosco y de los dibujitos antiguos de la Warner”. Os hacéis ya a una idea de a qué nos enfrentamos.

Si bien la trama es un derroche de imaginación, y nuevamente se ve el buen hacer como guionistas de los autores a la hora de desarrollarla, también de un defecto televisivo peca, y es que se dejan las cosas bastante a medias. El final de la historia puede bien dar pie a continuarla, bien no hacerlo, pero no se decanta más por una posibilidad ni por otra (aunque es cierto que una secuela vio la luz el pasado abril).

Sin embargo, cuando terminas de leer te das cuenta de que en la brevedad de la obra solo ha tenido lugar la confrontación con Maldeseo; aunque se sabe que Binario también son enemigos, apenas si se han mencionado. Esto no sería un problema si el libro demostrara claramente que es parte de una saga, o diera pistas de que los enemigos aparecerán en un futuro. Lo que pasa es que el libro da la impresión de ser una obra cerrada e individual, con lo que todo parece quedar un poco a medias.

El estilo, por otra parte, no es lo mejor del mundo… Si Neverwhere tenía, como dije, un estilo sencillo y un tanto ingenuo, aquí roza directamente lo infantil, aligerando muchísimo una historia que no lo necesita, y haciendo flojear bastante el resultado final. Teniendo en cuenta que con otras cosas de Gaiman no me ha pasado, me da la impresión de que la culpa es de Reaves. Pero como tiene Parkinson no voy a meterme con él, la historia sigue siendo genial.

Al final la obra cumple, pero deja un sabor de boca agridulce, pues promete más de lo que en realidad ofrece… Es una historia realmente interesante, pero debería estar algo más pulida.

Esperemos que la secuela no decepcione.

Allez-y, mes ami!

Buenas tardes, y buena suerte.

---------------------------------------------------------------------------------

LO MEJOR: el primer viaje al Entremedias es una auténtica gozada, igual que la identidad de los propios Caminantes.

LO PEOR: un estilo poco trabajado y una historia que parece quedarse a medias.

VALORACIÓN: 7,5/10. Pierde puntos por la forma de narrarlo, pero es un libro realmente interesante y original, a pesar de tener un trasfondo quizás un tanto tópico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...